sábado, 17 de septiembre de 2016

¿Y tú? ¿Qué has hecho el primer día de clase?

Voy a contaros como transcurrió, el pasado 16 de septiembre, mi primer día de clase del curso 2016/17. Sucedió en Gijón, más concretamente en el Ies Universidad Laboral donde comenzaba a impartir la asignatura de Tecnologías en 4 de ESO.
En este mes todo vuelve a la rutina, exámenes de recuperación, evaluaciones, los compañeras y compañeros con la piel un poco más morena, los nervios habituales, las ganas de empezar, y sobretodo la ilusión por no hacer lo mismo del año anterior, si no por hacer algo memorable, como diría un buen amigo mio.

El nuevo curso estaba a nuestras puertas, éste comenzó el pasado jueves día 15, y yo saltaba a la cancha a, las 11:30 horas. Caminaba por el largo pasillo de mi centro, con mis ganas de siempre y desbordando adrenalina. Lo hacía a paso ligero, creo que avanzar tranquilamente no está entre mis habilidades, je je je.


La cuarta sesión de la mañana comenzaba cuando llegué a mi aula. A mi llegada todavía no había ningún cliente, estoy seguro que en estos primeros días se hacen más los remolones de lo normal, cuesta romper la desconexión del verano. Es normal, nos cuesta a todas y todos, y a nuestro alumnado un poquito más.
La primera alumna, con gesto de vergüenza o quizás de pereza, asomó por la puerta. La invité a pasar, era una de las alumnas que nunca había tenido en mis aulas. Mi objetivo, con ella y con sus compañeras y compañeros, era hacer que este año fuera inolvidable académicamente hablando. Quería dejar mi huella docente en grupo, e intentar transmitir el ABP que corre por mis venas a esas personitas que estaban entrando.
Poco a poco todas y todos fueron ocupando sus sitios alrededor de las grandes mesas, para trabajo cooperativo, que forman el aula taller de tecnologías. Un total de 17 chicas y chicos, un número perfecto para disfrutar de esta maravillosa profesión, formaban mi grupo-clase. Tragué saliva y comencé a dialogar, explicar, compartir y aprender.

sábado, 7 de mayo de 2016

Reflexiones sobre las evidencias de aprendizaje

En primer lugar me gustaría dar las gracias. Gracia al INTEF por la oportunidad de poder hacer un curso que nos prepara para ejercer la tutoría a distancia. Una figura a medida que pasa el tiempo, se está haciendo más necesaria para la formación permanente del profesorado.
He de valorar la experiencia como muy positiva, conocer los entresijos de estas plataformas on line te hace muy interesante estar situado en ambos lados de la formación. Lo que resulta realmente interesante para personas inquietas como yo.
Me ha perecido muy a destacar las tareas grupales, creo que debemos ser un gran claustro nacional, movernos todas y todos a una, la educación estaría muchísimo mejor si tuviéramos un punto de encuentro común. Y esta red docente se está construyendo a base de iniciativas como éstas, es decir la formación on line, Procomún y el resto de RRSS que se nos invita a utilizar.
- He aprendido descubrir aún más las herramientas elearning
- Conocer herramientas para la curación de contenidos.
- Como gestionar y perfeccionar mi PLE.
- Entender la importancia de las seguridad en la RED.
- Y comprender la importancia del eportfolio como herramienta de formación y divulgación
- Reflexionar sobre las distintas experiencias y competencias adquiridas en la realización de las actividades del curso, publicando en tu eportfolio lo aprendido.

Intentaré aplicar todo lo aprendido, tanto en los foros, a la hora de aconsejar a compañeras y compañeros con dificultades. Todas la competencias adquiridas en este curso se reflejarán a la hora de ejercer una posible tutoría.
Así que solo me queda dar las gracias, por ayudarme a mejorar mi formación.
Un saludo y hasta la próxima

viernes, 29 de abril de 2016

Reflexión sobre la curación de contenidos. (Tarea 3.6)

La curación de contenidos es un concepto que has surgido relativamente hace poco tiempo.  Muchas veces nos confunde o no tenemos muy claro a que se refiere realmente.
La curación de contenidos engloba varias fases: búsqueda y el filtrado de información, su análisis y su posterior distribución. Es decir, no es almacenar nuestros enlaces favoritos, ese podría ser el primer paso, pero hay que ir más allá.

Una vez buscada la información que nos interesa, es aconsejable conocer estrategias para realizar búsquedas avanzadas aplicando filtros, debemos guardarla. Y una vez almacenada debemos analizarla y clasificarla.

Una vez analizada y clasificada se puede divulgar al resto de la RED para completar los pasos de la curación de contenidos.
Yo he utilizado la herramienta Pinteres, porque además de ser ser web está disponible para todos los dispositivos móviles. Es muy intuitiva, sencilla y muy visual. Por lo que la recomiendo abiertamente.